DIY,  My Deco

Alzapaños renovados.

Mi nuevo blog no podía empezarlo de otra manera que con un DIY. Concretamente con este que tanto me gusta y que acababa de terminar una semana antes de enfrascarme en esta nueva aventura.

Lo primero que compré fueron las abrazaderas, un día buscando materiales en un gran almacén de bricolaje las vi y no me pude resistir…

Estos alzapaños eran de mi suegra, cuando los retiré para pintar la casa a punto estuve de deshacerme de ellos. Antes de eso me paré un momento y pensé… igual si los pinto… aún les puedo sacar partido. Así que los guardé. Ya sabéis cada vez que algo, lo que sea, se os ponga a tiro, nada de deshacerse de ello. Si luego las musas no llegan, para eso siempre hay tiempo. Para muestra un botón… estos estuvieron guardados casi un año.

Como los alzapaños volvían a su lugar original, el salón, ya había utilizado este papel de arroz para restaurar mi escritorio que se encuentra en el mismo sitio y me quedaban estos “retales” de papel decidí que hicieran juego y utilizarlos también en esta ocasión. 

Sin necesidad de imprimación (sabéis que la pintura a la tiza o chalk paint no la necesita), les di dos capas de chalk paint del color White Cotton de La Pajarita (LP) y el acabado a pincel seco con el color Lino, para que me hiciera juego con el color de la abrazadera. 

Después recorté con mucho cuidado y con ayuda de los propios alzapaños, el papel de arroz. Fue la parte más laboriosa del trabajo pues tenían que quedar exactos los cuatro. Con cola para decoupage los pegué, una capa de barniz mate al agua y listo! Alzapaños nuevos.

Espero que, como siempre, os haya gustado tanto mi trabajo como yo renovarlos.

Hasta la próxima!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *